Cómo mantenerte bella más tiempo

Hoy de viernes os traigo un post de lo más fresco -como el día- y muy fácil de leer y seguir.


TRUCOS para mantenerte bella -como el culo de una camella- sin necesidad de irte al botox, a los sujetadores push-up o al extra de maquillaje.


¡Mira!


Mantenerse bella no es ninguna utopía. Ni ninguna situación que no dependa de nosotras mismas. Conocemos esa frase tan manida de si estás feliz por dentro se te refleja por fuera, verdad?


Pues lo siento mucho pero aunque no os guste es la pura REALIDAD.


Así que si quieres ser como una camella, empieza desde dentro. Y este es mi primer consejo -bueno, el mío y el de tropencientos sabios más-


Aprende a relativizar. Cada situación es diferente y cada uno nos lo tomamos de manera diferente. No te tomes nada a la tremenda y relájate que sólo es la vida y así tiene que ser.


Sé positiva SIEMPRE. Y me dirás: es que no se puede ser positiva siempre, alma de cántaro!! Tienes razón, hay cosas que se nos cierran como el cielo con las nubes. Pero recuerda que está en tu mano y siempre estará la forma en que te tomes las cosas. Siempre hay un lado positivo. BÚSCALO!!


Teniendo esto en cuenta tendrás más de medio camino hecho. Hazme caso.


Mantén siempre la actitud de que hay gente que te mira. Esto no quiere decir que nunca te relajes. Quiere decir que mantendrás la compostura la mayoría del tiempo.


No seas egoísta. La actitud de dar te llenará tanto que te hará feliz -y como he dicho ya- la felicidad saldrá por tus poros.


Enamórate de tu pareja, de un lugar, de un trabajo, de un proyecto, de tu hogar, de tu día a día... Mantendrás la ilusión intacta y serás tan feliz y despreocupado como un niño de 6 años que encuentra emociones allá por donde va.


Desenvuélvete en diferentes ámbitos. No hagas como que sabes hacer de todo y conoces todos los temas de conversación... si no sabes qué hacer o qué decir sincérate -si no es con los demás, que sea al menos contigo misma-. Abre las orejas y presta atención para aprender y captar todo lo que puedas.


Olvídate de la edad que tienes. Simplemente vive y haz lo que te apetezca. Brilla sin menospreciar ni apagar al prójimo -hay límites- recuerda que tu libertad acaba donde empieza la de tu vecino.


Si hay algo que no. Es que no. Deja eso de ser "bienqueda" y deja de intentar agradar a los demás en todo momento. Eso hará que te musties y te quedes pocha. Ten presente que no puedes gustarle a todo el mundo. Eres una persona con opiniones propias no una croqueta.


Y ahora vamos con los consejos de la belleza eterna -externa-


Intenta cuidar siempre tu aspecto. Para cualquier ocasión. Esto no quiere decir que vayas un día al campo en tacones... estará fuera de lugar y no podrás disfrutar nada el día.

Viste acorde en cada situación sin pasarte de la raya. ¿Un ejemplo? Pues si vamos de campeo ponte un chándal -así de simple-. Ese que te sienta genial, que es anchito y te permitirá hacer de todo -correr, subir montículos o estar pendiente de la barbacoa. Nadie dijo que los chándals no son sexys. Hará más tu actitud que el propio atuendo en sí -y aquí hago referencia a los puntos del principio-


Huele siempre bien. Y no. No hacen falta litros de perfume para eso. Tu higiene corporal diaria o incluso la facial o ya sea tu desodorante preferido harán que consigas este punto sin darte cuenta.


¡Sonríe! Mucho. Por lo que tendrás que mantener tus dientes bien limpitos. No hay nada más horrible que un "paluego" en los dientes. Tanto en los que se ven como en los que no. Éstos últimos son peores porque parecerás un caballo mascando heno intentando quitarte la dichosa mijita y eso afea. Afea mucho.

Y por favor desde aquí hago un llamamiento a todas aquellas personas que ven los "paluegos", el rímmel corrido, un moco demasiado afuera o esa grumosidad en el lagrimal que a veces acumulamos y NO AVISAN!! ¿Qué os pasa? Prefiero mil veces decírselo a esa persona, pasaremos ambos una vergüenza instantánea pero es mejor eso que estar mirando "el fallo" todo el rato en vez de mirar a los ojos.


PAR FAVAAAARRRRR!!


Mantén una rutina de limpieza facial cada noche y por las mañanas lávate la cara con agua fresca. Hidrata tu piel y no, no hace falta una crema de 50ml que te cueste 60€ - qué dolor en el riñón- La que yo uso sin ir más lejos me costó unos 6€, tiene aloe vera e hidrata, que es lo que quiero.


No te maquilles en exceso. No vas a ir más ideal. La naturalidad es un plus, que no se te olvide.


Si vas a apostar por algún cosmético ve a por un gloss que de brillo a tus labios y los haga jugosos y un rímmel que alargue o curve tus pestañas.


Si te maquillas los ojos deja los labios al natural -o con brillo suave, la vaselina irá perfecta- y viceversa: si le das color a tus labios ponte únicamente rímmel en las pestañas.



Las manos... esas grandes olvidadas. Gritan tu edad y tu ahí sin darte cuenta. Cada noche al irte a dormir ponte dos gotitas de crema e hidrátalas y en invierno puedes dormir con guantes de algodón -los de los nazarenos blancos- y en pocas noches tendrás tus manos relucientes. Anota esto: este truco también vale para los pies!!


Y para terminar -y siento ser pesada- sé feliz, descansa y quítate pesos de la mochila que te estresan, te intranquilizan y acaban con tu paz mental y emocional. Al igual que la felicidad se refleja hacia afuera, las situaciones que te pesan en el alma te hacen parecer apagada de vida.


Y acabo -ya sí que sí- con un proverbio que en una época de mi vida me recompuso:


Si tienes un problema y no tiene solución ¿para qué te preocupas? Y si la tiene ¿para qué te preocupas?


Gracias por leerme y estar ahí Palomitas.





©2018 by Lomita Dessins. Proudly created with Wix.com