Esa podrías ser tu perfectamente

¿Cuántas veces habrás visto a una mujer perfecta o lo que a ti te parece perfecta, claro? ¿Cuántas veces habrás mirado con algo de envidia a otra nenahhh? ¿Cuántas veces te habrás mirado al espejo y bien de quejarte?

Yo unas cuantas, pero hace mucho tiempo ya. Fue mi maromo el que me dijo un día que yo andaba con la cabeza metida en el armario y con la moral arrastrada por los suelos porque nada más hacia decir: estoy gorrrrrrdaaaa, no me queda nada bien y con nada me veoooo!!!

Su frase fue: Haz algo, si no te gusta lo que ves. Oye y eso para mi marcó un antes y un después en mi vida.

Empecé a hacer "algo" de ejercicio y a comer menos, pero me cansé demasiado pronto. ¿A cuántas os ha pasado eso? Creo que a unas pocas.

Fue ahí donde empecé (sin yo saberlo) a aceptarme. Como he dicho en otras entradas anteriores esto no se hace de la noche a la mañana. Que te levantas un día y dices: es que estoy rrrrrrebuena leñe!

No. Ojalá!

El caso es que empecé a preocuparme menos y a valorar lo bueno que tenía (y tengo) y lo malo no marginarlo pero sí aceptarlo dentro de mí.

Luego vino mi primer embarazo, dar el pecho, dejar de darlo por que estaba embarazada de nuevo y con el paso del tiempo y lo que vives relativizas un poco toda la mierda que nos tenemos que soportar nosotras mismas. Llámalo eco de la sociedad o exigencias propias. Da igual. La cuestión es que poco a poco entendí que soy nefasta para ir al gimnasio, no me motiva y me aburro demasiado pronto.

Entendí también que no iba a estar toda la santa vida haciendo dietas, que desidia por dios!!

Y también me di cuenta que lo único que hay que hacer es aprender a comer de todo sin abusar (que a todos nos gustan los dulces, las pizzas y las hamburguesas!!) y mantenerte activa el máximo tiempo posible.

Después de mi segundo embarazo, empecé a perder kilo por semana y llegué a pesar 50kg. Todo el mundo me decía que si estaba enferma, que si no comía, que si te has hecho pruebas, bla bla... pero yo me veía estupenda, leñe!!

Cuál fue mi sorpresa cuando empecé a coger kilos unos 9 ó 10 para ser exactos y me seguía viendo bien. Estoy perfecta!! Y viva YO!!!

Lo único que quiero deciros es que dejéis de pensar en cómo podríais estar, no vale si no vas a hacer nada por conseguirlo. Que dejes de desear tener un cuepo perfecto como el que sale en la tv, pelis, revistas... (gracias a dios, eso está cambiando mucho ya!! Las tallas grandes y las mujeres de todo tipo están hasta en las pasarelas, menos mal!!)

No me gusta hablar de mujeres reales porque todas lo somos, menos las que salen photoshopeadas hasta las pestañas evidentemente. Que las hay.

Acéptate tal como seas. Por que no vale desear estar en el pellejo de otra persona. No vale mirar a otras con envidia como si fuera la perfección y tu no. Tampoco vale quejarse al mirarse en el espejo y no hacer ná de ná. No beibiii, eso no vale.

La mujer que ves cuando te miras, perfectamente podrías ser tu.

14 vistas

©2018 by Lomita Dessins. Proudly created with Wix.com