El día mundial del shopping y los regalos de Navidad

Otro año más con el dilema...


Y hay veces que te gustaría hacer una tarjeta regalo y que cada uno se apañe y te quitas de milongas y carreras, verdad?


En fin que aquí te dejo unos consejillos -aprovechando que hoy es el Día Mundial del Shopping- para que no se te haga muy cuesta arriba y llegues con aliento y sin juanetes a la noche de Reyes.


- Empieza YA.

Si no a comprar, a hacer una lista con posibles gustos, intereses y ofertas que puedes encontrar en tus marcas favoritas.


- Si tienes claro qué les gusta a tus familiares y amigos PERFECTO. Eres de los pocos privilegiados que ha hecho sus deberes durante el año.

Si no es así, haz una pequeña lista con cada uno de los nombres de tu familia - y amigos- y ponles al lado una etiqueta.

Por ejemplo:


Mamá: maquillaje

Papá: pesca

Cuñada: bolsos

Etc...

Así irás con un poco de norte y no harás malas compras ni errarás en el regalo.


- Ve con un presupuesto fijo, esto te ahorrará muchos problemas y "salidas de cuentas" e irritaciones contigo misma.



- Si eres una manitas haz algo con tus manos, tu te vas a sentir bien y la persona a la que vaya destinado apreciará mucho el tiempo que le estuviste dedicando a ella.

Ahora sí, no regales algo hecho por ti a alguien que sea un poco más materialista, que le da valor a lo económico más que a lo personal porque entonces la habrás pringa'o. Elige BIEN.


- Regala alguna experiencia: ir a un concierto, un fin de semana, un spa, un viaje en globo...


- No busques y rebusques cosas originales, céntrate en lo que ha pedido y sus gustos. La originalidad está sobrevalorada.


- No ostentes demasiado en el envoltorio, hará que el receptor tenga una idea equivocada de su regalo antes de verlo. No vale una caja bañada en plata para meter un Lollipop a no ser que haya pedido una caja bañada en plata.

Ve a lo seguro y sencillo.


- No regales por quedar bien, no tengas ningún compromiso con nadie. Regala si te sale del corasssón. Te ahorrará tiempo, dinero y quebraderos de cabeza.


Y si alguien es muy complicado porque es un libro cerrado o porque ha hecho la carta pero no se la quiere enseñar a nadie para ver si los reyes existen de verdad, siempre estará la opción de la tarjeta regalo!!!


Y por último...


- Compra en la medida de lo posible a artesanos, a pequeñas y medianas empresas -este punto no podía faltar, obviamente-


Compra localmente, en webs online de gente muy artista que hace maravillas con sus manos, que se compromete a que tengas el mejor producto en casa, bajo el árbol.


Lo hablaba el otro día con una compañera y créeme cuando te digo que hay nervios cuando recibimos un mensaje de un pedido. Cuando enviamos un paquete. Cuando pensamos si la clienta quedará satisfecha con lo que ha pedido y en relación calidad-precio.


Cuando compras en unos grandes almacenes y no estás contento con el artículo, directamente haces la devolución, o si te quejas al empleado o pones reclamación va de un lado a otro y no sabemos realmente si nuestra queja va a llegar a su fin.


Sin embargo, cuando compras a artesanos y pequeñas empresas la insatisfacción del cliente va directamente a ti, al que ha hecho toooodo el proceso de fabricación y hasta entrega del paquete.


El pequeño artesano no quiere quejas, es como una mancha en el expediente que nos pesa, nos ayuda a mejorar pero nos pesa. Por eso desde el principio hasta el final ponemos todo el empeño en que lo que has pedido sea fiel, tenga buena calidad y un precio que lo englobe todo.



- Y recuerda no hace falta derrochar dejándote el sueldo. Compra bien y con cabeza. El consumo excesivo es perjudicial para el planeta, fomenta las desigualdad social y hace que las personas nos volvamos materialistas, inseguras y por lo tanto infelices.


Y ahora Palomita... te parecen bien estos consejos?? Tienes algunos que sigas cada año?


Un abrazo y gracias por leerme.





16 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo