Pierde el miedo a experimentar

¿Cuántas veces hemos visto una camiseta, blazer, pantalón en alguna tienda y hemos pensado: "esto no es para mi"?


Muchas veces -si no mil- ¿verdad?


Lo que nos lleva a no querer experimentar, innovar, cambiar en definitiva, es el miedo a probar cosas nuevas. Ese reparo al qué dirán, o esa inquietud a llevar algo que no es muy nuestro, no nos define o no es adecuado a nuestra edad.


Por otra parte cuando estamos un poco hartas de vernos siempre igual y queremos -o necesitamos- un cambio no sabemos como empezar a producir ese cambio sin desentonar ni tener una imagen demasiado radical.



Si necesitas unas ideas para renovar tu estilismo, aquí te doy unas cuantas claves:


1 - Para empezar no es lo mismo experimentar en las diferentes etapas de nuestra vida. No es lo mismo cuando tienes 20 ó 40 años.


Pero el problema no es la edad, siempre y cuando experimentes acorde a cada etapa. Conociendo tu cuerpo y teniendo en cuenta el contexto que te rodea.

Cualquier edad es buena para renovarse. Ya sabes eso de: renovarse o morir.


2 - Aprende a combinar prendas que antes no combinabas nunca.


Tendemos a coger por costumbre ciertas combinaciones de looks que creemos que quedan bien. Y no es negar esto, es sólo que hay que atreverse a cambiar los outfits para acabar creando otros nuevos.


No hay que lanzarse al vacío sin tener cabeza y liarda parda. Empieza por cosas que tengas en tu armario.


3 - Otras veces no queremos dar la nota ¿por qué tanto obsesión por la opinión de los demás? La moda es jugar, es atreverse y adaptar las nuevas tendencias a tu propio estilo.


En resumidas cuentas: no debe importarte la opinión de gente ajena, que no te conoce y menos sobre lo que llevas o dejas de llevar. Son sólo eso: opiniones y gustos diferentes a los tuyos.


4 - Renueva tu armario. Nuevas piezas, nuevos estampados, que te aporten color, diferentes tonalidades y cortes nuevos.


La moda se reinventa, cambia y todo lo que pasó vuelve a llevarse y así en ciclos renovados.


5 - Prueba y sigue probando. Si te estancas y llevas tiempo con lo mismo te será más difícil atreverte a innovar. Sin embargo si siempre tienes una mente abierta, estarás dispuesta a todo. A entrar al probador con prendas diferentes a las de siempre y no te sentirás incómoda. Adáptate a la novedad.


La vida es un cambio constante y nosotros como parte de ella también. No puedes estancarte siempre en lo mismo. Prueba.








Entradas Recientes

Ver todo